El Toro y el Servicio


 ¿Qué debe tener en cuenta un productor cuando adquiere un toro y qué parámetros reproductivos debe requerir?

El productor debe saber claramente a qué categoría de vientre va a utilizar el toro que compra, si son vacas o vaquillonas. La ¿mayoría de las cabañas de nuestro ámbito regional toman los recaudos sanitarios para garantizar que el toro esté en condiciones de realizar el servicio y además que tenga las características físicas de aptitud, general y genital, libre de enfermedades de la reproducción de manera que pueda realizar las funciones a la cual va a ser destinado.
Si bien la inversión que pueda hacer inicialmente el productor es alta está comprando una genética y un trabajo de varios años de selección que lo va a ver reflejado en forma positiva en la descendencia. Deberá observar no solamente una adecuada conformación sino también exigir la mayor información referente a los parámetros productivos de ese toro como su peso al nacer (muy importante si sólo se va a utilizar en vaquillonas), ganancia de peso diaria, frame, perímetro escrotal, datos sobre su eficiencia en la prueba de capacidad de servicio, pelvimetría, nivel de grasa dorsal y área de bife, etc.

¿Cómo debe llegar ese toro al servicio?

Por la buena imagen que debe presentar el toro cuando es ofrecido en un remate a venta, tal vez esté con algunos kilos de más. Es importante que el productor compre el toro con alguna antelación al servicio como para que esté por lo menos un mes previo en su campo antes de ir al servicio, especialmente al servicio natural, a los fines que pueda perder alguno de los kilos de exceso que tenga, se adapte al lugar y también que haga un poco de ejercicio. La mayoría de los accidentes que puedan ocurrir, especialmente al largar un toro nuevo a servicio, se producen en los primeros 15 a 20 días en especial en los animales que están con algunos kilos de sobrepeso, y como en esto la actividad del servicio es muy importante desde el punto de vista físico, lo ideal es que esté en buen estado, que no esté gordo y que tampoco le falten kilos.

¿El productor debe prestarle el toro a su vecino?

No lo aconsejamos dado el riesgo de adquirir distintas enfermedades, entre ellas las enfermedades de transmisión sexual como tricomoniasis y campylobacteriosis entre otras.
El productor ha tomado medidas realizando análisis y revisaciones, y si lo presta al vecino uno nunca sabe en qué condiciones sanitarias está pudiendo adquirir una enfermedad e ingresarla luego a su rodeo. El mismo problema ocurre cuando existen malos alambrados y el toro salta al campo del vecino, tiene el riesgo potencial de transmitir nuevos problemas a su rodeo.

¿Hasta qué edad se puede utilizar un toro?

Es conveniente que el toro no pase de los 4 años de servicio, o sea que estaría en los 6 ó 7 años de edad en servicio natural. Esta medida no es caprichosa sino que luego de dicha edad, la mayoría de los toros pueden presentar problemas locomotores, patologías genitales y mayor riesgo de adquirir enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué porcentaje de toros debe tener el rodeo y qué duración debe tener el servicio?

El porcentaje de toros va a variar según la categoría de vientres que se van a servir y a la extensión de los potreros, pero estimativamente se podría calcular en un 3 % como para tener una cifra orientadora. Si los toros son de alta capacidad de servicio es factible que este número sea mucho menor, un 2 %.
Para los campos de nuestra zona, un 3 % es una cifra aconsejable. Si uno tuviera que trabajar en un campo de monte en el sur de la provincia de Buenos Aires o lotes con sierras habría que utilizar un 4 %. Si se utilizan toros muy jóvenes, de 15 a 17 meses, probablemente para servicio de vaquillonas, el porcentaje debería ser un poco mayor, a razón de un toro cada 25 vacas. La duración del servicio normal en nuestra zona es de 3 meses, en circunstancias ideales se podría bajar a 60 días en un rodeo muy bien manejado con parición estacionada y buen manejo nutricional. La fecha estimada suele iniciarse a mediados de octubre a mediados de enero para el sudeste de la provincia de Buenos Aires.

¿Qué es la prueba de capacidad de servicio y para qué sirve?

Es una forma de evaluar el potencial que tiene ese toro para servir hembras y da una idea de su aptitud durante el servicio. Esta prueba le da al productor la seguridad de que si ese toro es de media o alta capacidad de servicio puede servir un número considerable de hembras sin problemas. Si es un toro de baja capacidad de servicio, la cantidad de hembras que puede servir es menor.- Hay otro dato importante que es el perímetro escrotal, si el toro tiene un buen perímetro escrotal esto le dice al productor que su toro va a producir una alta cantidad de espermatozoides y de buena calidad. En general se sugiere que los toros de 2 años tengan no menos de 32 cm de perímetro escrotal.
Estos parámetros son importantes, si no son aportados por la cabaña deben ser requeridos por el productor. Fundamental es que el toro tenga una alta capacidad de servicio y un buen perímetro escrotal, que sea de frame moderado (4).

¿Qué es el FRAME del toro?

El FRAME del toro es una medida que nos indica cuál va a ser el tamaño adulto del novillo que va a producir ese toro. El mismo se basa en una escala que va del 1 al 10 siendo este número el de animales muy grandes. Para nuestra zona el Aberdeen Angus o Hereford clásico está en un FRAME 3 a 4, mientras que los biotipos nuevos (americanos) están en 5½ a 6 o mayores. En general, a mayor frame se obtendrán novillos más grandes y pesados pero que demorarán su terminación. Por otro lado, también las hijas de un toro con un frame grande serán mayores y tendrán probablemente más problemas al parto (distocias). Todo productor debe anhelar que en su rodeo en el momento de la parición necesite cero de ayuda al parto y debe trabajar para ello. Una de las formas es eligiendo toros y vaquillonas de frame moderado, nunca grande.

¿Es importante el peso al nacer?

El peso al nacer del toro es importante cuando el productor está buscando servir vaquillonas y no quiere tener problemas de distocias. Para este tipo de categorías deberían utilizarse toros de bajo peso al nacer, es decir toros que hayan nacido con un peso (para Angus y Hereford) entre los 25 y 30 kilos. Dado que esta condición es de alta heredabilidad, es primordial por la influencia que tiene recordarla al comprar un toro. Esta condición obliga también a las cabañas a realizar la pesada de sus toros cuando nacieron y ofrecer esa información al momento de la venta. Cada vez el mercado de venta de toros será más competitivo y como productores, exigiremos más información por lo que estamos comprando, cada vez el catálogo de venta deberá estar más completo. Quien así no lo entienda quedará con el tiempo marginado del negocio de producir reproductores. 

Dr. Carlos  Campero.